Transcription

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 1monográfico52Arquitecturay salud· Otoño 2014

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 2

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 3TRIBUNACRISTINA CONTEL BONETPresidenta de ACESArquitectura y saludEn este monográfico hemos querido colocar la «primera piedra» para el estudio deuna arquitectura saludable. Según el documento de la OMS sobre ambientes saludables y prevención de enfermedades, se calcula que el 24% de la carga de morbilidad(años de vida sana perdidos) y aproximadamente el 23% de todas las defunciones(mortalidad prematura) se pueden atribuir a factores ambientales, cifra que llega al36% de defunciones en el caso de niños de 0 a 14 años.El entorno y el ambiente de un centro de salud pueden impactar e influir en larecuperación del paciente. En esta línea, Elisabet Silvestre nos ilustra sobre la biohabitabilidad de los edificios como promotores del bienestar y confort de las personas,y nos explica como un «edificio enfermo» puede comprometer el equilibrio del organismo, especialmente en el paciente o convaleciente. También subraya la importanciade una arquitectura que respete los ritmos circadianos con la iluminación, que utilicemateriales saludables y que tenga en cuenta la higiene energética y todo lo que rodeaal usuario externo (paciente) e interno (trabajador).Traemos a debate –con tres expertos en sus respectivos sectores, Gabriel Masfurroll, Francesc Pernas y Jordi Sumarroca– los elementos que debe tener en cuenta laarquitectura sanitaria del presente y del futuro. Propietarios, arquitectos y constructores deben consensuar el proyecto para hacer hospitales que faciliten la organizacióninterna, la estancia y el confort de los usuarios, el desarrollo de los procesos asistenciales, la optimización de los recursos humanos y materiales, y, sobre todo, la flexibilidad con el objetivo primordial de hacer centros sostenibles y rentables. Se debatetambién sobre el coste «efectivo / inicial / de mantenimiento / amortizable» de lasobras, con una visión de futuro, es decir, considerando que inicialmente puede sermás elevado y en cambio mucho más rentable a medio y largo plazo.La entrevista a Albert Pineda aporta nuevas pinceladas en cuanto a los efectos«curativos» que pueden tener los centros sanitarios sobre los pacientes, y nos invita,más allá de elementos esenciales como la luz natural, a incluir obras de arte en lugares estratégicos y a abrir la mirada hacia nuevas maneras de entender la ubicación delos servicios asistenciales (que ya se incorporan en otros países como servicios engrandes centros comerciales). Pineda nos recuerda como el coste de construcción deun edificio sanitario equivale a su coste de funcionamiento anual y de ahí la importancia de diseñar desde un comienzo edificios adaptados a las decisiones tomadas enun proyecto consensuado entre el propietario y el arquitecto.Jaume Duran nos introduce un nuevo elemento, que es la participación de los trabajadores del centro sanitario en el diseño del edificio y sobre todo en la distribución de losespacios adecuados a los procesos asistenciales, junto con el ingeniero, para que el arquitecto y el médico obtengan los mejores resultados, con una visión de futuro en cuanto alos costes de la obra. Víctor Saigí, por su parte, nos presenta un nuevo reto en apuntarque la aplicación de las TIC conlleva un cambio notable en el diseño de los centros asistenciales. Y finalmente recogemos la opinión de gerentes y directores generales sobreexperiencias arquitectónicas sanitarias recientes de nuestro entorno más inmediato.Como dice Francesc Pernas, «la sanidad privada debería ser líder, como lo ha sidosiempre, en la evolución arquitectónica de los hospitales en el futuro» y en Cataluñasomos un buen exponente de ello en el ámbito tanto privado como público. Hay quealentar, pues, la propiedad sanitaria privada catalana para que continúe apostandopor este sector de capital intensivo, que crea riqueza y puestos de trabajo y proporciona un servicio asistencial de excelencia al usuario. Tenemos arquitectos prestigiosos,ingenieros, constructores y profesionales con los que podemos consensuar los mejores proyectos y modelos para cada necesidad asistencial. Eso sí, sin olvidar que es laAdministración quien debe actuar como facilitadora de estos retos y eliminar tantastrabas como se pueda en favor y para bien de todos.pEDITORIAL . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4BIG DATA: ¿Oportunidad o peligro?HABLEMOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5Diseñar edificios que curanA DEBATE . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6¿Cómo podemos diseñar y construir buenos hospitales?ENTREVISTAS . . . . . . . . . . . . . . . . . 12Albert de Pineda: «Lo más importante en un proyecto es el diálogoentre el propietario y el arquitecto».Jaume Duran: «Hay que adecuarcada metro cuadrado a las necesidades que definimos». . . . . . . . . . . 16CUESTIONARIO . . . . . . . . . . . . . . . . 18Intervenciones arquitectónicas.Cinco centros comentan su experiencia.ENCUESTA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22Tres cuestiones para los asociadosOPINIÓN. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23Las TIC y el futuro de la arquitectura de los centros sanitariosACTIVIDAD ACES. . . . . . . . . . . . . . . 26Interoperabilidad: reto y oportunidadFORMACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28Arquitectura de las organizacionesy formación continuaACES EN BREVE. . . . . . . . . . . . . . . . 29RED ACES . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30La actividad de socios y colaboradoresOtoño 2014 · 3

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 4EDITORIALLa enciclopedia de nuestro tiempo define Big Data como un término aplicado a conjuntos de datos que van más allá de la capacidad del software habitual para ser capturados, gestionados y tratados en un tiempo razonable.BIG DATA: ¿Oportunidad o peligro?CONSEJO EDITORIALCristina Contel, Frederic Llordachs,Sergi Freixes, Lluís Monset, Joan Nadal,Odalys Peyrón, Albert Punsola, Isidre RodríguezDIRECCIÓN GENERALLluís MonsetREALIZACIÓN Y PRODUCCIÓN EDITORIALCos 12 comunicacióRafael Ramos, 32 - 08338 Premià de DaltTel.: 655 171 944 - [email protected]ÑO Y MAQUETACIÓNEstudi FreixesNavarra 36 - 08320 El MasnouTel.: 607 984 010 - [email protected]ÍAXavi GómezREVISIÓN LINGÜÍSTICAGemma GarrigosaPUBLICIDADIsidre RodriguezTel.: 34 932 091 992 - 605 905 [email protected]ó Catalana d’Entitats de Salut (ACES),Muntaner, 262 - 08021 BarcelonaTel.: 34 932 091 992 - Fax: 34 932 010 [email protected] - www.aces.esDEPÓSITO LEGAL: B-15206-2012VERSIÓ EN CATALÀ4 EDITORIALVERSIÓN EN CASTELLANODe hecho, se trata del deseo enciclopédico de compilar grandes cantidades dedatos de un sector concreto para, a pesar de la gran diversidad de orígenes y formatos, poder sacar conclusiones nuevas que beneficien a sus propietarios en tiempo real. El concepto nace en 2008, pero, como ya hemos comentado, hasta hacepoco se han limitado los sistemas que había a la hora de manejar estas enormescantidades de datos.El sector financiero y asegurador han sido y son algunos de los más grandesdefensores, promotores y usuarios en una crisis en que la falta de criterios segurosen la concesión de hipotecas ha hecho de esta herramienta un instrumento altamente deseable y eficaz.Pero quizás por este protagonismo, y por otras razones obvias, no es extraño quecapas amplias de la población y las organizaciones sociales o políticas tengan seriasdudas en cuanto a los riesgos a la hora de utilizarlo. Sin embargo, debemos reconocer que disponer de un instrumento que simplifique la toma de decisiones sobre unindividuo concreto (si se sabe lo que se busca) entre cientos de datos podría mejorarextraordinariamente la eficiencia de muchas decisiones, como las sanitarias.Por poner un ejemplo, el uso del Big Data evitó miles de muertes al detectarse precozmente problemas en el Vioxx. Gracias a las primeras aplicaciones del Big Data enun millón de historias clínicas por parte de la aseguradora Kaiser Permanente y laFood and Drug Administration americanas, se pudo detectar que tomando este antiinflamatorio se triplicaba el riesgo de tener un ataque al corazón. Estos efectos secundarios provocaron la retirada inmediata del medicamento del mercado.En este sentido, la iniciativa catalana llamada Proyecto VISC , y liderada por eldoctor Josep M. Argimon, pretende que se pueda analizar y relacionar toda la información que el Sistema Sanitario Catalán tiene de los ciudadanos atendidos para mejorar los resultados investigadores en salud. Esta disponibilidad de datos públicos parala obtención de resultados nuevos por parte de cualquiera que quiera trabajarlas esuna iniciativa que conceptualmente quiere arraigar con el concepto de Open Data,cuando el Archivo Nacional del Reino Unido abrió una licencia de reutilización de losdatos generados a cualquier usuario, sin restricciones de derechos de autor, patentesu otros mecanismos de control.La duda lógica proviene de la posibilidad de que instituciones o personas malintencionadas, por más que se quiera impedirlo poniendo la máxima atención en la protección de la intimidad, accedan a la identidad de los pacientes. Y debemos reconocerque, desgraciadamente, esta operación no podrá ser nunca del todo segura.A pesar de ello, y dejando de lado la discusión sobre la inclusión de agentes conánimo de lucro, que a nuestro entender «es harina de otro costal», lo que tendremos que pedir y exigir son resultados que beneficien a todos por igual y un seguimiento escrupuloso y múltiple de todo el proceso, ya que el progreso es imparabley el Big Data ha llegado para quedarse.Los beneficios parecen suficientemente importantes para aceptar los riesgos y centrarnos en minimizarlos y perseguir las malas utilizaciones. El «negacionismo» o laprohibición no tienen más futuro que una falta de competitividad que perjudicaría lasanidad en su conjunto y, por encima de todo, a los ciudadanos.p

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 5HABLEMOSELISABET SILVESTREDoctora en biología. Máster en Bioconstrucción. Docente en BiohabitabilidadDiseñar edificios que curanEl gran reto de la arquitectura hospitalaria es crear entornos que promuevan la saludLa salud depende en granmedida del ambiente ycon el estilo de vidaactual, en que el 90% dela jornada transcurre enespacios interiores, los edificiostienen un papel muy importante ala hora de promover el bienestar yel confort de las personas. Dehecho, es bien conocido que lapresencia de agentes o factoresambientales intrínsecos en el edificio-de tipo biológico, químico ofísico-puede terminar alterando elestado global de salud, hasta elpunto de que aparezcan síntomasque evidencian la pérdida delequilibrio del organismo.Edificios nuevos, herméticos ymuy tecnificados se muestran amenudo como ejemplos del llamado «síndrome del edificioenfermo». La humedad relativabaja, la electricidad estática, elcampo eléctrico alterno, lasondas electromagnéticas, losmateriales sintéticos, la falta deconexión de algunas estructuras atomas de tierra, la presencia decompuestos orgánicos volátiles yuna iluminación poco biótica,entre otros, pueden acabar comprometiendo el equilibrio delorganismo.Desde la arquitectura sosteniblese promueven unos edificios máseficientes energéticamente, lasenergías renovables, la calidad delambiente interior, el análisis delciclo de vida, la disminución de lahuella ecológica. Sin embargo, elgoteo de nuevos casos de edificiosenfermos apenas recién estrenados constata que queda pendientedar un paso más a la hora de diseñar teniendo en cuenta indicadores que promuevan y favorezcanel buen funcionamiento de los sistemas biológicos, revisar los límites de los agentes ambientalesque pueden acabar sensibilizando, hasta el punto de perder latolerancia y ser nocivos, especialmente a las personas mássensibles, como los más pequeños, los ancianos, las personasafectadas por las enfermedadesambientales emergentes, y engeneral todas las personas enfermas o convalecientes.Las buenas prácticas en arquitectura deben fomentar edificios yespacios más saludables para elmedio ambiente y para las personas, y en este contexto desde labiohabitabilidad se promuevenlas opciones más bióticas considerando indicadores que permiten diseñar, construir y rehabilitar edificios y espacios habitables desde el punto de vista delas leyes de la biología humana,tomando los resultados de lasinvestigaciones más pioneras enlas disciplinas relacionadas conla biología y la medicina delhábitat.Así, se pueden hacer edificios quepromuevan la salud, que ayudena sanar. Hacer de la arquitecturauna herramienta para crearentornos con tecnología de vanguardia, accesibles, seguros y almismo tiempo amables, que promuevan el buen funcionamientode los sistemas biológicos y ayuden a la recuperación, en fomentar la luz natural, una iluminación artificial que respete los ritmos circadianos, los materialessaludables, la higiene energéticay química, las formas orgánicas yel contacto visual con la naturaleza. Este es el gran reto de laarquitectura hospitalaria.p«Edificios nuevos,herméticos y muytecnificados se muestran amenudo como ejemplos delllamado síndrome deledificio enfermo».Otoño 2014 · 5

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 6A DEBATEGABRIEL MASFURROLLALBERT PUNSOLAFRANCESC PERNASJORDI SUMARROCAEMPRESARIO HOSPITALARIOCOORDINADOR DE ACESinfoARQUITECTO Y PRESIDENTEDE CASA SOLO ARQUITECTOSCONSEJERO DELEGADO DE TEYCO¿Cómo podemos diseñar y construirbuenos hospitales?Gabriel Masfurroll, empresario hospitalario; Francesc Pernas,arquitecto y presidente de Casa Solo Arquitectos, y Jordi Sumarroca, consejero delegado de la empresa constructora Teyco,moderados por el coordinador del ACESInfo, Albert Punsola,ponen sobre la mesa sus ideas sobre cómo debe ser la arquitectura sanitaria del presente y del futuro. En esta conversacióntambién contrastan argumentos en torno a la compleja relaciónentre propietarios, arquitectos y constructores, y opinan sobre elpapel de la sanidad privada en la consecución de entornos hospitalarios más modernos, eficientes y amables para los usuarios.¿En qué consiste una buena arquitectura sanitaria?Como ya escribió Vitruvio en laantigua Roma, la arquitectura tieneque ser robusta, funcional y bonita.Y en cuanto a la sanitaria, pues lomismo: debe durar en el tiempo,debe facilitar la organización delcentro y aspectos clave como la cir6 A DEBATEculación de los usuarios, y tambiéndebe tener buena luz natural y vistas a la exterior, para humanizarla.Sin olvidar la flexibilidad parapoder adaptarse a momentos decrecimiento, de recesión o de cambios tecnológicos. En general, laarquitectura sanitaria ha dadoimportancia siempre a los aspectosfuncionales, pero, a pesar de serimportantes, no son los únicos parala determinación de la forma. Labuena arquitectura se reconoce porque genera espacios donde las personas nos encontramos bien. Aveces vemos edificios que llamanmucho la atención, pero creo que labelleza radica en la arquitectura sinestridencias.Aún queda mucho por hacer en elterreno del confort de los hospitales.La gente va con un problema y engeneral con un estado de ánimo nomuy bueno, por eso habría que tender hacia una calidad hotelera. Lacuestión de la funcionalidad estámuy bien resuelta por la experienciaque tenemos arquitectos y constructores. Desde este punto de vista esimportante que la propiedad no seimmiscuya mucho en los proyectos.Es cierto que en algunos centros falta todavía ese punto de confort quemerecen tanto los pacientes comosus familias. Pero no estoy deacuerdo con este papel de la propiedad, Jordi. Al contrario, yo creo quetiene mucho que decir siempre quetenga claro lo que quiere hacer. Eres

es?ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 7¿CÓMO PODEMOS DISEÑAR Y CONSTRUIR BUENOS HOSPITALES?un empresario hospitalario profesional, sabes perfectamente que tienesque trabajar conjuntamente conarquitectos, ingenieros, proveedores, médicos, enfermeras, abogados,economistas, etc. Cuando se hatrabajado a fondo entre todos losimplicados en un proyecto es másprobable que el resultado sea mejor.En el proyecto de un hospital intervienen muchos actores y todos sonimportantes. Ahora bien, debehaber un catalizador.¿Debe ser el arquitecto?Yo creo que un catalizador muchomás importante debe ser la figuradel director de proyecto.Para mí es la propiedad, pero cadacaso es diferente y estará en funciónde cuál sea la propiedad. Es comouna orquesta que debe estar bienafinada en que el director debetener la habilidad de lograr que suene bien. Además, no olvidemos lafrase de “quien paga manda”. Otracosa es que mande bien, pero lomismo vale para el arquitecto y paratodos los demás. Lo importante essaber qué quieres, cómo lo quieres ycuánto puedes invertir. A partir deaquí hay que planificar bien y crearuna buena orquesta de profesionales, que no desafine. Con un buendirector que a la vez se comunique yreporte con agilidad a la propiedad,para que ésta pueda tomar las decisiones más adecuadas.La propiedad debe identificar unFRANCESC PERNAS“LA SANIDAD PRIVADADEBERÍA SER LÍDER,COMO LO HA SIDO SIEMPRE,EN LA EVOLUCIÓNARQUITECTÓNICADE LOS HOSPITALESEN EL FUTURO”director de proyecto, que es la persona que tiene que tomar las decisiones más relevantes que hay queejecutar y es quien tiene que recogertodas las aportaciones. Lo que nopuede haber son 30 interlocutores.Es en el momento del diseño inicialdel proyecto cuando tiene que darse la interrelación entre todos losinvolucrados. Pero cuando entra laprimera máquina excavadora, elproyecto ya debe estar definido alcien por cien. La experiencia nosdice que cuando esto no ocurrecomienzan a surgir ineficienciasdurante la ejecución que conllevanencarecimientos.Pero esto también ocurre porque losprocesos se alargan tanto que desdela decisión de construir un equipamiento hasta que se lleva a cabo, yaha cambiado la tecnología. Lo queplanificas hoy a los cinco años puede haber evolucionado muchísimo.Por eso es importante la capacidadde adaptación al cambio. Pero no tevoy a negar que a veces también seplanifica mal, y las administraciones correspondientes no ayudan losuficiente. No olvidemos que, en elcaso del sector privado, se haceninversiones importantes, se creanpuestos de trabajo, se genera riqueza, se proporciona un servicio alciudadano y prestigio a la ciudad,pero a veces parece que todo estono se aprecie, al contrario.Podríamos decir, entonces, que labuena arquitectura hospitalaria estambién la que proviene del consenso, del entendimiento.Del consenso y de la aceptaciónfinal por parte de las personas queOtoño 2014 · 7

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 8A DEBATEsiempre digo que un proyecto debehacerse pensando en el 10. Si yapartes de un notable, entonces tequedarás en el aprobado.¿Desde la Administración se facilitala iniciativa privada en la construcción sanitaria?Nosotros tardamos cinco años enconstruir la nueva Dexeus cuandose hubiera podido hacer en dos endos. ¿Trabas? Todas.lo utilizarán. Y esto se demuestracon el tiempo, no la primera semana, ni el primer mes, ni el primeraño, sino a largo plazo. El entornofísico es la expresión del entornoempresarial. Cuando diseñas unhospital, o cuando lo remodelas,transmites un espíritu, una manerade interpretar como entiendes elcuidado de la salud. Como dicemuy bien Jordi, cuando entras enun hospital, lo haces con una dolencia física y con un hándicap psíquico importantísimo, y necesitas unentorno muy acogedor. Hay unefecto muy curioso, que ocurre enotros países y aquí en algún casotambién: hay personas que estánmejor en el hospital que en su casa.Queda claro que hay que perseguirobjetivos muy diversos a la vez:funcionalidad, belleza, adaptabilidad. ¿Pero la arquitectura lo puedeprever todo?No, es imposible. Cuando creamosUSP, en nuestros hospitales catalanes, la cirugía ambulatoria funcionaba muy bien, pero estas intervenciones en otros lugares de España8 A DEBATEGABRIEL MASFURROLL“CUANDO DISEÑAS UN HOSPITAL LE TRANSMITES UN ESPÍRITU, UNA MANERA DE INTERPRETAR COMO ENTIENDES ELCUIDADO DE LA SALUD”.no se hacían, no había manera. ¿Larazón? Los profesionales queríanhacer cirugía ambulatoria en unquirófano convencional. Pero simezclas cirugía convencional concirugía ambulatoria creas ineficiencias.La sanidad es el segundo problemaque más preocupa, después delparo. Por ello la Administración ledebería poner las cosas en bandejade oro, con cesiones de espacios. Y,en cambio, se encuentran pegas. Sihay un déficit de metros cuadradossanitarios en una ciudad y hay operadores dispuestos a construir, esnecesario adoptar medidas específicas para que puedan hacerlo. Enotros temas como instalaciones declubes deportivos se han adoptadomedidas en este sentido cuando seha creído conveniente.¿El volumen de inversión requeridapara construir impide que haya másiniciativas?Un hospital de una cierta dimensión es como una ciudad. Una ciudad que está bien organizada, quetiene un master plan. Y eso es loque debe tener un hospital: unaslíneas maestras, un código de construcción que debe ser muy claro ycrear un orden. Y si es así, las partes, por más que evolucionen,podrán ser cambiadas o sustituidassin crear problemas. Evidentementeprever todo es imposible, peroSorprende que se quiera ahorrar aveces en un edificio que tendrá quedar muchas prestaciones 24 horas365 días al año durante décadas, yteniendo en cuenta que después,para remodelarlo, habrá que gastarmás y será complicado. Adjudicaruna obra sólo pensando en el precioes una mala decisión.

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 9¿CÓMO PODEMOS DISEÑAR Y CONSTRUIR BUENOS HOSPITALES?Los ingleses, a la hora de construirun hospital, ya hace años que consideran dos tipos de coste: el costeinicial, o capital cost, y lo que llaman running cost, que es el costeacumulado de todos los recursospara el funcionamiento a lo largode la vida del edificio. El coste inicial puede ser un poco más elevadoporque, por ejemplo, se invierta ensistemas energéticos más eficientes,pero eso reducirá los costes de funcionamiento, por lo que la inversión inicial se amortizará con rapidez. Además, hoy existen herramientas informáticas que permitenhacer este tipo de simulaciones. Esmuy importante contabilizar todaslas variables desde el principio, yesto no se aplica en nuestro país,donde se actúa pensando en el corto plazo. El cliente público tienetendencia a programar más metroscuadrados, mientras que el privadoes más contenido, aunque preservala eficiencia. No hace falta decirque la demanda de más superficietiene mucho que ver con el incremento del gasto en luz, climatización, limpieza y mantenimiento engeneral.Aquí se aprovecha poco el conocimiento de las empresas constructoras. Hay zonas del país donde setrabaja, por ejemplo, mejor laestructura metálica que la del hormigón y esto un arquitecto no siempre lo sabe. O detalles como un tipode vinilo determinado en la paredque evitará tener que repintarlacada cierto tiempo, con el consiguiente ahorro.¿La sanidad privada hace buenaarquitectura sanitaria en Cataluña?JORDI SUMARROCA“SE APROVECHAPOCO EL CONOCIMIENTOY EXPERIENCIADE LAS EMPRESASCONSTRUCTORAS”.Históricamente los promotores privados -médicos o mutuas- hanconstruido edificios de una altacalidad, con unos espacios interiores muy bien diseñados porque hantenido que aportar un plus respectoa los hospitales públicos, sobre tododel INSALUD, que allá en los años60 eran una desgracia en términosde diseño. Pero la arquitectura sanitaria pública en Cataluña, a partirde los 80, con la autonomía, da unsalto cualitativo espectacular y sesitúa a muy buen nivel, e incluso esun referente europeo.Creo que el nivel de la arquitecturapública se ha equiparado, y enalgún caso concreto incluso hasuperado el de la privada, en losúltimos años, aunque esta últimasigue teniendo un nivel muy alto.Desgraciadamente, en el ámbito privado no se hacen tantos hospitales ycentros nuevos, sino rehabilitacionesy ampliaciones, y es aquí donde seentra en la racionalización de losespacios que se han ido añadiendocon el tiempo con varios criterios yusando diferentes materiales, y estoes un gran reto de la gestión. Rehabilitar, sin embargo, tiene sus límites.El mantenimiento es fundamental.Si no lo haces, todo se va a pique. Eslo que ha pasado en algunos centrospúblicos, donde este tema se ha olvidado y desde mi punto de vista sehan convertido en irrecuperables,como es el caso de la Vall d’Hebron.Pero sigue siendo uno de los mejores hospitales de la ciudad, y dereferencia a escala mundial. Laarquitectura, por mal que esté, nopuede impedir la buena práctica delos buenos profesionales que trabajan, al igual que sería un desastreuna arquitectura de excelencia conunos malos profesionales.Otoño 2014 · 9

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 10A DEBATEna accesibilidad en transporte público y privado allí donde estés.Estoy de acuerdo en que la rehabilitación tiene unos límites: cuandotrabajas con techos de 2,20 m novale la pena que rehabilitar. Si secompara con la obra nueva el costede la rehabilitación integral es similar. Con obra nueva infraestructuray cimientos representan un 20% delcoste. Rehabilitando no tienes estecoste, pero sí el de los escombros,que también es muy importante.En estas consideraciones tambiéndebe influir el hecho de tener un edificio conocido en un lugar adecuado.La ubicación es un valor que hay quetener muy presente. Si hace 50 añosque estás en el centro de la ciudadno te puedes mover, y si el edificio esemblemático, vale la pena rehabilitar más que construir de nuevo. Perotambién es cierto que dentro del tejido urbano hay unas ciertas limitaciones: el suelo es más caro y el crecimiento puede ser un problema, encambio en la periferia siempre haymás posibilidades dada la estructuradel suelo. En cualquier caso lo másimportante es disponer de una bue10 A DEBATEQuizás el privado prefiere estar en laciudad pero al público le es más indiferente. Girona es una ciudad potentecon una renta per cápita alta, pero notiene ningún hospital privado grandey la gente se desplaza a Barcelona.¿Qué influencia tendrá la evoluciónde la tecnología y de la medicina enla configuración de los centros sanitarios del futuro?Habrá menos camas. La medicinaes cada vez más ambulatoria, porno hablar de la llegada de las técnicas genéticas basadas en la predicción. También hay y habrá queatender muchos pacientes crónicosque necesitan un tipo de asistenciaque en estos momentos ni los centros privados ni los públicos puedenofrecer: nadie construye centrospara estos pacientes.Pienso que el hormigón tenderá adesaparecer en favor del hierro yesto favorecerá la necesaria modularidad de los centros. Los edificiostambién tenderán a reservar unaplanta entera a instalaciones einfraestructuras. De hecho hoy yaestá pasando.Creo que la medicina genómicacentrada en la predicción de lasposibles enfermedades que podemos sufrir será un factor a tener encuenta; en los países más punterosel sector privado ya está en ello. Lasanidad privada debería ser líder,como lo ha sido siempre, en la evolución arquitectónica de los hospitales en el futuro. Veo un potencialde vanguardia enorme en la iniciativa empresarial porque la capacidad del Estado está en retroceso. Y,en cuanto a la financiación, si hayproyectos claros no será difícil conseguirla.La sanidad es un sector de capitalintensivo, siempre lo ha sido ysiempre lo será. Yo también piensoque el sector privado tiene muchoque decir en la arquitectura de loscentros y por tanto tienen queinvertir, siempre que le dejen opinar, actuar y no le pongan palos alas ruedas.p

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 11

ACES 52 CASTELLÀ23/10/1417:35Página 12ACTIVITATACESENTREVISTASALBERT DE PINEDA, Arquitecto especializado en centros hospitalarios«Lo más importante en un proyecto esel diálogo entre el propietario y el arquitecto».¿Cataluña tiene una buena arquitectura sanitaria en términos generales?Sí, muy buena. Los últimos 20 años se han hecho unosedificios que, aparte de funcionar bien, tienen una grancalidad arquitectónica y se han convertido en referente.Muchos arquitectos están trabajando en el extranjerogracias a la valoración de la experiencia local. De esteavance también ha participado la sanidad privada, quesobre todo en la última década ha construido nuevos edificios buscando una alta calidad.¿Qué hay detrás del concepto de calidad arquitectónica?Implica hacer la arquitectura necesaria desde el punto devista funcional y de los espacios. Si eres un pacientenecesitarás zonas para reposar y se tendrá que construirun quirófano para que sea lo máximo de efectivo posible.Una ventaja que hemos tenido en Cataluña en este sentido es que desde el principio la Conselleria diseñó unosprogramas funcionales muy bien hechos por lo que losrequerimientos de los equipamientos sanitarios son muyclaros. Y puedo asegurar que esto cuando vamos por elmundo a veces lo echamos de menos.Los requerimientos en cualquier caso serían el punto departida.Sí, porque lo más importante en un proyecto es el diálogo entre el propietario y el arquitecto. Como he dicho, lasmatrices básicas las tenemos claras, pero es este diálogolo que permite mejorar mucho el resultado final. Nosayuda a huir de la rigidez de nuestros presupuestos parallegar a una construcción adaptable, flexible y sobre todoordenada que permite evitar lo que ocurría en muchoshospitales antiguos, donde la gente literalmente se perdía. La buena orientación es importante porque disminuye la desazón, y este no es un tema menor teniendo encuenta el estado de ánimo con que se suele ir a un centro sanitario.¿Así, el edificio puede ser un instrumento más para el ejercicio de la medicina?En cierta medida es así. El edificio debe ser amable tanto para el usuario interno como para el externo, y pien12 ENTREVISTASso que con las últimas obras que se han hecho lo estamosconsiguiendo. Hay que tener en cuenta aspectos comolos materiales que se utilizan o la entrada de luz natural,que es fundamental.¿Por qué lo es?La luz natural varía con el tiempo y

36% de defunciones en el caso de niños de 0 a 14 años. El entorno y el ambiente de un centro de salud pueden impactar e influir en la recuperación del paciente. En esta línea, Elisabet Silvestre nos ilustra sobre la bioha-bitabilidad de los edificios como promotores del bienestar y confort de las personas,