Transcription

ESTRUCTURAY FUNCIONAMIENTO DELSISTEMA DE SALUD CHILENOSerie de SaludPoblacional N 2.1Centro de Epidemiología y Políticas de SaludFacultad de Medicina Clínica Alemana - Universidad del Desarrollo

Estructura y funcionamiento del sistema de salud chileno.Serie de Salud Poblacional N 2.Inscripción Registro de Propiedad Intelectual N 309.548Universidad del Desarrollo 2019, Universidad del DesarrolloISBN versión Impresa: 978-956-374-036-3ISBN versión Digital: 978-956-374-037-0Licencia Creative CommonsEsta obra está bajo una LicenciaCreative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.2Esta licencia permite el uso, distribución y a reproducción del libro en cualquier medio,siempre y cuando se otorgue el crédito correspondiente a los autores

Estructura y funcionamiento del sistema de salud chileno.Serie de Salud Poblacional N 2.Editores:Claudia González Wiedmaier, Carla Castillo Laborde, Isabel Matute WillemsenAutores en orden alfabéticoXimena Aguilera Sanhueza, Médico –Cirujano, Especialista en Salud Pública, Magisteren Salud Pública. Directora Centro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad deMedicina Clínica Alemana, Universidad del Desarrollo.Carla Castillo Laborde, Economista, Magister en Economía mención Políticas Públicas yMSc in International Health Policy (health economics). Docente-Investigadora Centro deEpidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana, Universidaddel Desarrollo.Trinidad Covarrubias Correa, Médico –Cirujano, Magister en Filosofía, Economía yPolítica de la Salud. Docente-Investigadora Programa de Estudios Sociales en Salud,Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Iris Delgado Becerra, Bioestadística, Doctora en Biomedicina, Docente-InvestigadoraCentro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Rodrigo Fuentes Bravo, Médico Veterinario, Magister en Epidemiología, Docente Centrode Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana, Universidaddel Desarrollo. Jefe Unidad de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles, Departamentode Epidemiología, Ministerio de Salud de Chile.María Inés Gómez Bradford, Médico-Cirujano, Especialista en Salud Pública, Magisteren Salud Pública, Magister en Bioética. Profesora Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Claudia González Wiedmaier, Psicóloga, Magister en Salud Pública, DocenteInvestigadora Centro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina ClínicaAlemana, Universidad del Desarrollo.3

Macarena Hirmas Adauy, Matrona, Magister en Salud Pública, Docente-InvestigadoraCentro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Isabel Matute Willemsen, Socióloga, Magister en Salud Pública, Docente-InvestigadoraCentro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Andrea Olea Normandin, Médico –Cirujano, Magister en Salud Pública, DocenteInvestigadora Centro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina ClínicaAlemana, Universidad del Desarrollo.Anita Quiroga Araya, Cirujano Dentista, Ex Directora Servicio Salud Atacama, Ex Jefade División Gestión y Desarrollo de Personas Subsecretaria de Redes Asistenciales MINSAL, Coordinadora Dental Corporación Municipal de Peñalolén.Oscar Urrejola Ortiz, Kinesiólogo, Magister en Salud Pública, Docente-InvestigadorCentro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo.Marco Soto Santiago, Enfermero, Magister en Salud Pública, Docente-InvestigadorCentro de Epidemiología y Políticas de Salud. Facultad de Medicina Clínica Alemana,Universidad del Desarrollo. Profesional de la Intendencia de Seguridad y Salud en elTrabajo de la Superintendencia de Seguridad Social.Revisores alumnos y exalumnosEU. Xaviera Molina Avendaño, egresada Enfermería 2017 UDD.Andrei Florea Matei, estudiante 5 medicina UDD.4

Revisores externosDra. Tania Alfaro Morgado, Magister en Salud Pública, Profesor Asistente Escuelade Salud Pública, Facultad de Medicina, Universidad de Chile.Mauricio Apablaza, Ph.D. en Economía, Director de Investigación, Facultad deGobierno, Universidad del Desarrollo e Investigador asociado Oxford Poverty andHuman Development Initiative (OPHI) de la Universidad de Oxford.Ernesto Báscolo, Economista, Doctor en Ciencias Sociales y Master en Economíade la Salud y Políticas de Salud. Asesor Regional en Gobernanza en Salud,Liderazgo, Políticas y Planificación. Organización Panamericana de la Salud,Washington DCElzo Cuadra Folle, Oficial de Ejército en retiro con el grado de Coronel,Administrador Público, Ex Director Centro Clínico Militar de Iquique.Citar como: González C, Castillo-Laborde C, Matute I: [ed.]. Serie de salud poblacional:Estructura y funcionamiento del sistema de salud chileno. Santiago, Chile: CEPS, Fac. deMedicina. CAS-UDD. 2019.Centro de Epidemiología y Políticas de Salud.Facultad de Medicina Clínica Alemana-Universidad del Desarrollo 2019.Recurso realizado en el marco de los Proyectos de Innovación y Fortalecimiento de laDocencia del Centro de Innovación Docente, Universidad del Desarrollo.5

6

INTRODUCCIÓNCon este documento ponemos a su disposición la segunda publicación de la serie SaludPoblacional del Centro de Epidemiología y Políticas de Salud, dedicada en esta oportunidada entregar una visión global sobre la estructura, organización y funcionamiento del sistemade salud chileno, como una herramienta que permita a los estudiantes comprender suestructura, funciones y complejas interrelaciones.Esta iniciativa surge como un proyecto de “Innovación y Fortalecimiento de la Docencia”de la Universidad del Desarrollo, cuyo objetivo es lograr que nuestros egresados delas carreras de la salud conozcan a cabalidad el sistema de salud en el que se van adesempeñar. Creemos que el resultado de este proceso puede además ser útil paratodos aquellos que tengan interés en estudiar o trabajar en el sistema de salud chileno.Este documento sistematiza diversas fuentes de información, constituyendo un primeresfuerzo de descripción completa y exhaustiva del sistema, que incluye aspectos pocoexplorados en publicaciones previas, como el subsistema de las Fuerzas Armadas y deOrden y Seguridad.Un aspecto que se enfatiza, y que pocas veces se incluye en la descripción de los sistemasde salud, se refiere a la provisión de servicios de salud colectivos o de salud pública, queson aquellas actividades destinadas a crear las condiciones para que las personas puedanmantenerse saludables, mejorar su salud y bienestar, o prevenir el deterioro de su salud.Estas actividades son de responsabilidad indelegable del Estado de Chile.Nuestro sistema es complejo, con aseguradores y prestadores públicos y privados. Estáconformado por un gran sector público, que asegura a cerca del 78% de la población,un sector privado que da cuenta del 14,4% y los subsistemas de las Fuerzas Armadasy de Orden y Seguridad que cubren al 3% restante de la población. Paralelamente, paralos trabajadores, se agrega el subsistema de salud ocupacional. Cada uno de estoscomponentes se estructura y organiza a partir de diversas leyes y normativas, existiendo,además, interacciones entre todos ellos, bajo la rectoría del Ministerio de Salud.El documento se ha organizado en 8 capítulos: comienza con un marco conceptual sobrelos sistemas de salud, sus valores, componentes y formas de evaluación. El segundocapítulo, entrega una visión general sobre la estructura del sistema de salud chileno y lasinstituciones que lo conforman. Continúa con el desarrollo histórico de nuestro sistema desalud desde la construcción del primer hospital, hasta nuestros días. El cuarto capítulo serefiere a las principales entidades aseguradoras Fonasa e Isapres, su funcionamiento ypoblación beneficiaria. El capítulo 5 aborda la provisión de servicios asistenciales públicosy privados, detallándose su organización, niveles de complejidad, tipos de establecimientosy sus mecanismos de pago. Sigue con el funcionamiento y estructura del sistema de7

salud de las Fuerzas Armadas y de Orden, señalando sus beneficiarios, mecanismode financiamiento y provisión de servicios. El capítulo 7 describe el sistema de saludencargado de los accidentes laborales y enfermedades profesionales, de la ley 19.744, suhistoria, estructura, las contingencias que cubre y formas de financiamiento. Finalmente,se presentan los servicios de salud pública en Chile, que incluyen la evaluación y vigilanciade la situación salud, el desarrollo de políticas y las actividades destinadas a la protecciónde la salud de las personas.Las editoras.8

ÍNDICEINTRODUCCIÓN. 7I.¿QUÉ ES UN SISTEMA DE SALUD?. 131. Definición de sistema de salud.132. Valores que guían a los sistemas de salud.163. Componentes del sistema de salud.164. Evaluación de los sistemas de salud.215. Equidad y acceso a servicios de salud.266. Cobertura Universal de Salud .28II.EL SISTEMA DE SALUD CHILENO:ESTRUCTURA GENERAL Y FINANCIAMIENTO. 371. Rectoría.372. Fiscalización.413. Financiación y aseguramiento.414. Prestación de servicios.45III. HISTORIA DEL SISTEMA DE SALUD CHILENO. 491. Salud y beneficencia (1552 - 1916).492. Organización de los sistemas de salud y surgimiento delestado de bienestar (1917 - 1951).523. El Servicio Nacional de Salud (1952 – 1978).564. Reformas neoliberales (1979-1989).575. Retorno a la democracia.599

IV. ENTIDADES ASEGURADORAS. 731. Fondo Nacional de Salud (Fonasa).742. Instituciones de Salud Previsional (Isapres).82V.PRESTADORES DE SERVICIOS ASISTENCIALESDE SALUD. 911. Prestadores Públicos: El Sistema Nacional de Serviciosde Salud.932. Prestadores Privados.109VI. SUBSISTEMAS DE SALUD DE LAS FUERZASARMADAS, DE ORDEN Y SEGURIDAD PÚBLICA. 1231. Subsistemas de Salud de las Fuerzas Armadas.1232. Subsistema de Salud de las Fuerzas de Orden y SeguridadPública.130VII. SUBSISTEMA DE SALUD OCUPACIONAL. 1391. Financiamiento y estructura.1422. Cobertura del seguro.1453. Prestaciones que entrega el seguro.147VIII. INSTITUCIONES Y SERVICIOS DE SALUD PÚBLICA.1551. Las Funciones Esenciales de la Salud Pública .1562. El Código Sanitario .178GLOSARIO. 18910

11

12

I. ¿QUÉ ES UN SISTEMA DE SALUD?Autora: Ximena Aguilera SanhuezaEste capítulo tiene como objetivo entregar un marco general sobre los sistemas de salud eintroducir los distintos conceptos relacionados, con el fin de facilitar la lectura y comprensióndel sistema de salud chileno que se describe más adelante en este libro.En primer lugar, se aborda el concepto de sistema de salud, los objetivos o fines que persiguey los valores que guían su actuación. Posteriormente, se describen los seis componentesesenciales que considera la Organización Mundial de la Salud (OMS) y se entregan nocionessobre la evaluación del desempeño del sistema de salud. Finalmente, se revisan conceptosrelacionados con la equidad en el acceso a los servicios de salud y el concepto de CoberturaUniversal de Salud (CUS), que es en la actualidad, la iniciativa más relevante en el área desistemas de salud a nivel global.1. Definición de sistema de saludSegún la Real Academia de la Lengua Española, un sistema es un “conjunto de cosas querelacionadas entre sí ordenadamente contribuyen a determinado objeto”; en coherenciacon esta definición, la OMS señala que un sistema de salud “consiste en el conjunto delas organizaciones, personas y acciones cuya finalidad principal es promover, restablecero mantener la salud” (1). Es importante destacar que la OMS reconoce que junto con estafinalidad principal, “mejorar la salud”, existen otros dos fines igualmente importantes para elsistema: responder a las expectativas de las personas, otorgando un trato digno y adecuado alos usuarios, y brindar protección financiera contra los costos de la mala salud (2). Estos tresobjetivos tienen un valor intrínseco, puesto que el sistema de salud es parte del tejido social ycontribuye no solo a la salud de la comunidad, sino también a la equidad, la justicia y el respetoa la dignidad de las personas (3).De esta forma un buen sistema de salud sería aquel que entrega servicios de calidad, queresponde a las necesidades de la población, protege del riesgo financiero de la enfermedady que al mismo tiempo, dispensa un trato digno a los usuarios (5). Muchas veces es difícilequilibrar las tres metas; por ejemplo, en Chile hay críticas continuas y mala evaluación delsistema debido al alto costo de las prestaciones o por la mala calidad del trato (6,7), situaciónque no se condice con los buenos resultados que se exhiben en los indicadores poblacionalesde salud.13

Con respecto al primerobjetivo, es indudable quemejorar la salud es esencialpara el sistema de salud.Los salubristas piensanque el sistema actúa comoun poderoso determinantede la salud que puedepromovermejorassanitariascolectivas;no solo mejorando lospromedios, sino tambiénla distribución de la salud,al reducir o mitigar lasdiferentes consecuenciasque tienen las inequidadessociales (cuadro I.1) (4,8).Cuadro I.1: Rol del sistema como determinante de lasalud“El sistema de salud, entonces, es en sí mismo un factordeterminante intermediario. La función del sistema sanitario setorna particularmente pertinente en el caso del acceso y coberturaa atención de salud, servicios personales y no personales. El sistemade salud puede abordar directamente las diferencias de exposicióny vulnerabilidad, no sólo al mejorar el acceso equitativo a la atenciónintegral de salud, sino también al promover la acción intersectorialpara mejorar el estado de salud, por ejemplo, a través de laadministración de suplementos alimentarios en atención primaria opor medio de acciones educativas.Un aspecto adicional de gran importancia es el papel que desempeñael sistema de salud al mediar en las consecuencias diferenciales dela enfermedad en la vida de las personas a través de procurar quelos problemas de salud no conduzcan a un deterioro mayor de laposición social y de facilitar la rehabilitación y reintegración socialde éstas.”Fuente: Vega J, Solar O, Irwin A. Equidad y determinantes sociales de la salud:conceptos básicos, mecanismos de producción y alternativas para la acción ((4),p.16).Existennumerososejemplos de la contribucióndel sistema de salud al progreso sanitario, entre los que podemos destacar la reducción de lamortalidad maternal e infantil, asociada al aumento de la cobertura de la atención profesionaldel parto y la disminución de la incidencia y mortalidad de las enfermedades prevenibles convacunas, que permiten incluso reducir las desigualdades cuando logran cobertura universal.Asimismo, si analizamos las estrategias de prevención y el control de la Tuberculosis y delVIH, las principales enfermedades transmisibles en el mundo, observaremos que sus pilaresson promover el diagnóstico precoz y el acceso oportuno al tratamiento farmacológico, lo quepermite recuperar la salud de los afectados y cortar las cadenas de transmisión. Y finalmente,también hay varias experiencias exitosas en el campo de las enfermedades crónicas notransmisibles, como la enfermedad coronaria, cuya letalidad se ha reducido en parte gracias almayor acceso a intervenciones clínicas, como el uso de la de terapia trombolítica en el infartoagudo al miocardio (9,10).14La segunda finalidad del sistema es responder a las expectativas de la población. Con ello sealude al concepto “capacidad de respuesta”, que la OMS utiliza para medir el desempeño delsistema con respecto a las expectativas que los usuarios tienen sobre el trato que debieranrecibir de los proveedores de salud. Abarca dos grandes dimensiones: el respeto a los sereshumanos y la orientación a la satisfacción de las inquietudes de los pacientes y sus familias (uorientación al paciente). Para cada dimensión se reconocen distintos aspectos que se detallanen el cuadro I.2 (2).

Cuadro I.2. Capacidad de respuesta de los servicios, descripción de los dominios.ORIENTACION AL USUARIORESPETO A LAS PERSONASDOMINIOSDESCRIPCIÓNRespeto a la dignidad de las personas (no humillarlos ni degradarlos).Ser objeto de respeto.Tener examen físico con privacidad.Respeto al carácter confidencialde la información de salud de cadasujeto.Mantener conversaciones con el proveedor dondeotras personas no puedan enterarse.Confidencialidad de la historia clínica.Autonomía para participar en decisiones sobre la propia salud.Ser incluido en las decisiones sobre el cuidado ytratamiento, si el paciente lo desea.Que los proveedores pidan el permiso del pacienteantes de intervenir.Claridad en la comunicación.Que el cuidador de salud escuche atentamente, queexplique de manera comprensible y responda preguntas a pacientes y familiares.Atención pronta, inmediata en casode urgencias y razonable paraatenciones electivas.Recibir el cuidado en cuanto se necesita y tenercortos tiempos de espera para diagnóstico.Comodidades de calidad adecuada.Contar con espacios suficientes, asientos, muebles,agua limpia, aire limpio en la sala de espera y otrosrecintos, instalaciones limpias.Acceso a las redes de apoyosocial y familiar para las personasatendidas.Recibir en el hospital artículos preferidos por partede familiares y amigos (jabón, comida, otros).Posibilidad de prácticas religiosas y sociales durantela hospitalización, acceso a diarios y TV, interaccióncon familiares y amigos.Selección del proveedor, es decirlibertad de elegir a la persona ola organización que le proveeráatención.Poder elegir la institución que proveerá el cuidado ensalud y al profesional que más le guste.Fuente: OMS, Informe Mundial de la Salud del año 2000, “Sistemas de Salud: Mejora de su Desempeño” (2).La tercera meta del sistema es la protección financiera contra los costos de la mala salud. Estose logra al obtener una distribución equitativa de los costos, para que nadie esté expuesto aun gran riesgo financiero debido a una necesidad de salud, considerando que la atención dela enfermedad puede ser catastróficamente costosa y llevar al empobrecimiento del pacientey todo su grupo familiar. Eliminar las barreras económicas al acceso a los servicios sanitarioses un desafío creciente para toda la sociedad, especialmente para el Estado y las autoridadessanitarias, debido al efecto de mayor demanda asistencial que implica una población envejecida,con mayor carga de enfermedades crónicas y también por la incorporación continua de nuevastecnologías y medicamentos de alto costo. Por ello, los Estados Miembros de la OMS secomprometieron el 2005 a desarrollar sistemas de financiamiento sanitario que permitan quetodas las personas tengan acceso a los servicios necesarios, sin sufrir dificultades financierasal pagar por ellos, objetivo que se denomina Cobertura Universal de Salud (11).15

2. Valores que guían a los sistemas de saludLos valores que guían al sistema son: el derecho de toda persona al goce del grado máximode salud, la equidad y la solidaridad. La constitución de OMS establece que “El goce del gradomáximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo serhumano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”. Laequidad en salud se refiere a la ausencia de diferencias evitables e injustas en el estado desalud, en el acceso a servicios de salud integrales, oportunos y de calidad, en la contribuciónfinanciera, y en el acceso a entornos saludables. Finalmente la solidaridad, se establece cuandolas personas aportan financieramente al sistema según su capacidad y reciben servicios segúnsu necesidad, y no de acuerdo a su capacidad de pago (12,13).Otro conjunto de valores que orienta la organización de los sistemas de salud, son loscontenidos en la Declaración de Alma Ata en 1978 sobre la Atención Primaria de la Salud(APS). En ella, los países, incluido el nuestro, se comprometen a desarrollar la APS como uncomponente esencial de todo sistema de salud y garantizar su acceso y cobertura a toda lapoblación. Los principios fundamentales en esta declaración son: la equidad, la justicia social,la participación comunitaria y la colaboración intersectorial (14–16).3. Componentes del sistema de saludLa OMS ha descrito seis funciones esenciales o elementos básicos, que, relacionadosconcertadamente, conforman el sistema de salud. Estos son: la gobernanza, la información, lafinanciación, la prestación de servicios, los recursos humanos y los medicamentos y tecnología(figura I.1). Señala, no obstante, que no basta con considerar los elementos aisladamente, sinoque son igualmente importantes las relaciones, interacciones e interdependencias que se danentre ellos. De esta manera, la respuesta del sistema es el resultado de la interacción entre loselementos, más que el cambio en alguno de ellos en forma aislada. A su vez, cada uno de loselementos básicos es en sí mismo un subsistema del sistema de salud. Esto significa que alplanificar intervenciones en salud, se deben tener en cuenta los efectos que éstas tendrán entodo el sistema, aprovechando las sinergias y previniendo o mitigando las posiblesconsecuencias no deseadas (1,5,17).16

Figura I.1: Elementos Constitutivos del Sistema de SaludFuente: WHO (2009). Systems thinking for health systems strengthening (1).Otros autores enuncian los elementos del sistema de salud de una forma diferente. Porejemplo, se habla de los proveedores, la población, el Estado (como mediador colectivo),las organizaciones que generan recursos y los otros sectores que producen servicios quetienen efecto en la salud. La misma OMS, con anterioridad a su actual concepción de los seiselementos básicos, había planteado que las funciones claves de los sistemas de salud erancuatro: la provisión de servicios, la generación de recursos, el financiamiento (incluyendo larecaudación, el acopio y la compra) y la gobernanza del sector salud (o stewardship) (2). Estoes lo que aparecía en el Informe Mundial de la Salud correspondiente al año 2000 titulado“Sistemas de Salud: Mejora de su Desempeño”, y se menciona aquí, debido a que muchosautores aún se refieren a esos cuatro elementos como las funciones básicas del sistema. Enla práctica, la actual conceptualización divide lo que aparecía como generación de recursos,diferenciando los recursos humanos de las tecnologías de salud, y agrega el componente deinformación, que antes estaba subsumido en la gobernanza (Figura I.1). A continuación, sedescribe el rol que juegan las personas y los seis elementos básicos del sistema de salud: En el centro del sistema figuran las personas, quienes cumplen un papel fundamental,no solo como beneficiarios que tienen una necesidad de salud y buscan atención, sinoque, además, como actores en la conducción del sistema. Por ejemplo, según Frenk,las personas juegan cinco roles clave en el sistema de salud: son los pacientes quebuscan atención, son consumidores con expectativas sobre cómo deben ser tratados,son quienes pagan impuestos y financian el sistema por este medio o por cotizacioneso pago directo, son ciudadanos que demandan la atención de salud como un derecho17

y, finalmente, son coproductores de salud a través de la búsqueda de atención, delseguimiento de las indicaciones o de sus conductas que pueden promover o dañar susalud y la de otros (17).18 El liderazgo y la gobernanza corresponden a la función de conducción del sistemade salud en su totalidad. Para ejercer la gobernanza se requiere proveer de visión ydirección al sistema de salud, tener acceso a la mejor información disponible y ejercerinfluencia mediante la regulación y otros mecanismos. Las principales tareas de estecomponente son: 1) dictar normas generales sobre materias técnicas, administrativasy financieras, 2) formular los planes y programas generales del Sistema, 3) coordinary controlar la actividad de los organismos del sistema y 4) supervisar y evaluar elcumplimiento de las políticas, planes y normas de salud (1). La prestación de servicios se refiere a la entrega de intervenciones de salud alas personas en forma individual o colectiva. Las intervenciones pueden comprenderacciones que van desde la promoción de la salud, pasando por la prevención,tratamiento, rehabilitación, hasta culminar en la paliación. Los servicios entregadosson lo que el sistema produce (el output), para lo cual se requiere el concurso de todoslos otros elementos y la interacción con las personas. Los servicios individuales (oasistenciales) son entregados directamente a personas, como, por ejemplo, la atenciónmédica o la inoculación de vacunas. Los servicios colectivos (o de salud pública) sonentregados a las comunidades y no permiten la “apropiación individual”, como es elcaso de las campañas comunicacionales, el control vectorial o el control de alimentos.Entre los atributos que se exigen a los servicios de salud están la eficacia, la seguridady la calidad. También se les pide que estén destinados a quienes los necesitan, cuandoy donde se necesitan y que sean realizados con un mínimo desperdicio de recursos(1). Habitualmente, la provisión de servicios se mide por la cantidad de prestacionesque se producen en un tiempo determinado, lo que se denomina la producción u“oferta de prestaciones”, que coincide con el uso de las prestaciones por las personas(utilización). La oferta se describe habitualmente por tipo de prestación, por ejemplo, eltotal de egresos hospitalarios, de consultas médicas, de exámenes de imagenología, delaboratorio, de intervenciones quirúrgicas y otros. Esta producción se puede expresaren números absolutos, por ejemplo, se produjeron 3 millones de consultas médicasanuales, pero también se puede expresar como una tasa de uso por habitante, porejemplo, 3 consultas promedio per cápita al año.

El personal sanitario corresponde a las personas que trabajan en el sector público,privado o no gubernamental entregando prestaciones de salud y es el recurso o insumofundamental para la producción de servicios. Un servicio asistencial se entrega cuandose encuentran las personas que buscan atención con otras a quienes se les ha confiadoese servicio. Por ello, se dice que el personal sanitario debe ser capaz de combinar lacompetencia técnica con la vocación de servicio, y estar orientado por el compromisoético y la responsabilidad social. En cuanto a los atributos que se exigen del personalsanitario, se menciona el que esté disponible en número suficiente, que sea receptivo a lasnecesidades y expectativas de la población, y que tenga un desempeño justo y eficiente.Para que estos atributos se logren, es fundamental el papel de la gobernanza o liderazgodel sistema, de manera que garantice la inversión en educación, formación, contratación,desarrollo, motivación y retención de la fuerza laboral. La gobernanza del sistema debe,además, crear los incentivos necesarios para la disponibilidad y retención de personal enzonas rurales, remotas y menos desarrolladas, garantizando una distribución equitativa.El personal sanitario se mide habitualmente como disponibilidad de profesionales portipo, lo que se llama la dotación, y se expresa en números absolutos o también como unarazón por habitantes (densidad o disponibilidad por habitantes) (1,16,18,19). La tecnología de la salud o tecnología de la asistencia sanitaria, se define como“la aplicación de conocimientos y habilidades organizados en forma de dispositivos,medicamentos, vacunas, procedimientos y sistemas desarrollados para resolver unproblema de salud y mejorar la calidad de vida” (20). Al igual que el componente anterior,las tecnologías de la salud se consideran recursos o insumos para la producción delservicio de salud o prestación, y de su disponibilidad depende fuertemente el acceso,así como del gasto en salud. A las tecnologías de salud se les exige que sean decalidad, seguras, efectivas y costo-eficaces, pero, además, que sean usadas enforma racional, con base científica, de manera de hacer un uso eficiente y segurode los recursos. Los elementos clave para ello son: la existencia de mecanismosregulatorios estrictos, tanto para su autorización, como en su uso; la disponibilidadde mecanismos de distribución adecuados; la definición de listados nacionales deproductos médicos y medicamentos esenciales, que deben estar disponibles por nivelde atención, y la existencia de mecanismos de evaluación de tecnología sanitaria. Latecnología sanitaria se puede medir como recursos disponibles por tipo, especialmenteen el caso de equipamientos médicos, en números absolutos o como una razón porhabitantes, por ejemplo,

además, interacciones entre todos ellos, bajo la rectoría del Ministerio de Salud. El documento se ha organizado en 8 capítulos: comienza con un marco conceptual sobre los sistemas de salud, sus valores, componentes y formas de evaluación. El segundo capítulo, entrega una visión general sobre la estructura del sistema de salud chileno y las